Kenneth-Parks-sonambulismo-noctambulismo-trastornos-sueño-psicologia-misterio-blog-divulgacion-ciencia-cronica-negra-asesinato-asesino-sonambulo-curiosidades

Kenneth Parks, el asesino sonámbulo

Las parasomnias aun forman parte de un mundo neblinoso y lleno de misterio. El sonambulismo o noctambulismo forma parte de este conjunto de trastornos del sueño, y aunque sea el más conocido, aun guarda numerosos enigmas.

Un paradigma a este respecto es el de los asesinos sonámbulos, que en más de una ocasión han puesto en jaque a jueces y jurados. Aun resulta harto incomprensible que una persona en semejante estado inconsciente sea capaz de llevar a cabo complejas acciones encadenadas que conlleven el asesinato.

kenneth-parks-asesino-sonambulo-asesinato-cronica-negra-sonambulismo-noctambulismo-trastornos-del-sueño
Kenneth Parks, el asesino sonámbulo, saliendo del juicio que finalmente dictaminaría su inocencia. Supercurioso.com

Kenneth James Parks, un hombre ahogado por múltiples deudas por su adicción al juego, se levantó sonámbulo la noche del 24 de mayo de 1987. Llevaba una temporada sin poder dormir debidamente. Padecía de insomnio y sus problemas financieron tenían bastante culpa. Inconsciente, cogió las llaves de su coche y condujo 23 Km desde su vivienda en Pickering (Ontario, Canadá) hasta la vivienda de sus suegros, en Scarborough (Toronto), con quienes mantenía una relación cordial. Cogió una llave inglesa del maletero, abrió la puerta de la casa de sus suegros y asesinó a su suegra de un violento golpe en la cabeza. Su suegro se salvó de milagro dado que quedó inconsciente cuando Parks intentó estrangularlo. Finalmente se dirigió a una comisaría completamente trastornado y alterado para informar de que había asesinado a sus suegros.

Kenneth Parks fue exculpado. Los numerosos estudios médicos y psicológicos no pudieron atribuirle ningún tipo de enfermedad mental y consideraron harto improbable que se diesen de nuevo todas las circunstancias que provocasen un acontecimiento similar en el futuro. No fue la primera ni la última que un tribunal tuvo que enfrentarse a un asesino sonámbulo.

Síguenos en Redes Sociales// Follow us in Social Media

Deja un comentario